Tip Line: 414-777-5808 | newsdesk@cbs58.com

Seis preguntas y respuestas sobre la microcefalia, la enfermedad que podría estar relacionada con el zika

La microcefalia es un trastorno neurológico que se ha tomado los titulares mundiales en los últimos meses debido a que el Zika –cuya propagación ha puesto en alerta a las Américas– ha sido relacionado con un aumento en el número de bebés que han nacido con esta condición.

El virus del Zika se detectó por primera vez en Brasil en abril de 2015. Lo transmite el mosquito Aedes aegypti, que también propaga el dengue, el chikungunya y el virus del Nilo Occidental. Aunque los síntomas son relativamente leves (fiebre, erupciones cutáneas y dolor articular), las autoridades de salud de todo el mundo creen que el virus se relaciona con el aumento en los casos de microcefalia: los bebés nacen con la cabeza anormalmente pequeña.

Este viernes, el director de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, el doctor Tom Frieden, dijo que el vínculo entre el virus del Zika y los crecientes casos de microcefalia cada vez son más fuertes.

Esto es lo que sabemos de esta condición con la que han nacido cientos de niños recientemente y que amenaza a miles de mujeres embarazadas que se han contagiado con el zika:

1. ¿Qué es la microcefalia?

Es un trastorno neurológico de nacimiento que causa que los bebés tengan cabezas anormalmente pequeñas. Esta condición les acarrea problemas de desarrollo porque el cerebro no puede crecer adecuadamente. En ocasiones puede causar muerte prematura.

Según los CDC "la microcefalia puede ocurrir porque el cerebro del bebé no se ha desarrollado adecuadamente durante el embarazo o dejó de crecer después del nacimiento, lo que produce un tamaño de la cabeza más pequeño". Los centros afirman que la condición puede darse como una infección aislada o puede venir con otros defectos congénitos.

2. ¿Qué problemas causa?

Los bebés diagnosticados con este trastorno tendrán problemas de habla y dificultades motrices, afirman los CDC. Además, tendrán una menor capacidad intelectual, problemas de aprendizaje e inconvenientes para llevar la vida diaria, según dicen los centros. Problemas de equilibrio, convulsiones y visión disminuida también están entre las consecuencias de la microcefalia.

3. ¿Cómo se diagnostica?

La microcefalia se puede detectar durante le embarazo con una ecografía o después del nacimiento. En ambos casos se toman medidas de la circunferencia de la cabeza del bebé. Si cae por debajo de los estándares, podría tener esta condición.

4. ¿Qué tan común es?

Según la Red de Prevención de Defectos Congénitos se calcula que la microcefalia se presenta en 2 de cada 10.000 bebés nacidos vivos en el mundo, y en 12 de cada 10.000 neonatos en Estados Unidos. Esto la hace una condición poco común.

5. ¿Qué causa la microcefalia? 

"Se desconocen las causas de la microcefalia en la mayoría de los bebés. Algunos bebés tienen microcefalia por cambios en sus genes", afirman los CDC. Señalan que otras causas pueden ser factores o enfermedades a los que se expone la madre durante el embarazo como rubéola, la toxoplasmosis, el citomegalovirus, desnutrición grave, tomar alcohol u otras sustancias dañinas.

Actualmente los CDC están investigando el posible vínculo entre el virus del Zika y la microcefalia.

6. ¿Qué tratamientos existen?

No existe cura o tratamiento para la microcefalia. Según los CDC, algunos bebés no presentarán más síntomas que un tamaño pequeño de cabeza, pero los casos más graves necesitarán atención médica especial durante toda la vida, entre ellos terapias ocupacionales y de habla. "Algunas veces también se necesitan medicamentos para tratar las convulsiones y otros síntomas", afirma la página de la CDC.

Share this article: