Tip Line: 414-777-5808 | newsdesk@cbs58.com

Maduro invita a Santos a sentarse a coversar

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso crear una comisión suramericana de la verdad que se traslade a la frontera colombo-venezolana para constatar la realidad que se vive en la zona.

Asimismo, Maduro invitó al mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, a sentarse a conversar. Mientras tanto, anunció nuevas medidas de seguridad en la zona.

El mandatario venezolano dijo tener la disposición para \"hablar de estos temas donde él quiera, cuando quiera y como quiera\".

En Bogotá, el presidente Santos aseguró que aunque han privilegiado los canales diplomáticos no dudarán en hablar con firmeza. Informó asimismo de los esfuerzos de la canciller María Ángela Holguín por lograr reuniones de emergencia en instancias internacionales como la Unasur y la OEA.

El Consejo Permanente de OEA se reunirá el lunes 31 de agosto y la reunión de cancilleres de Unasur será el jueves 3 de septiembre.

\"Nuestra prioridad ha sido y seguirá siendo atender debidamente a nuestros compatriotas, frente a esta emergencia humanitaria”, dijo Santos.

“A Venezuela, insistimos, no le pedimos, le exigimos y le vamos a exigir siempre respeto, respeto por los derechos humanos de todos estos colombianos que creían vivir en suelo amigo y que han sido maltratados. Son colombianos humildes, no son paramilitares. Son personas de carne y hueso que merecen ser tratados dignamente\".

Reacciones de la ONU, la Iglesia y las FARC

Mientras tanto, las reacciones fuera y dentro de ambos países continúan. La Organización de las Naciones Unidas, mediante comunicado, expresó que confía en que Venezuela y Colombia resolverán mediante el diálogo constructivo sus problemas fronterizos. Asimismo informó estar apoyando esfuerzos para atender las necesidades de las personas que requieren asistencia humanitaria.

Sin embargo expresó preocupación por los informes sobre presuntas violaciones de los derechos humanos relacionadas con la deportación de ciudadanos colombianos.

En Venezuela, la Conferencia Episcopal expresó su solidaridad con los ciudadanos colombianos deportados de territorio venezolano y pidió al gobierno del presidente Nicolás Maduro no estigmatizar a todo un colectivo sin que tengan el derecho a defenderse.

Y desde La Habana las FARC emitieron un comunicado llamando a ambos países a dialogar para encontrar la paz en Colombia, pero fueron enfáticos en su apoyo a Venezuela. Pidieron a Bogotá respetar la soberanía de su vecino y cesar en un intento por, aseguraron, trasladar el paramilitarismo fuera de su frontera.

Share this article: