Tip Line: 414-777-5808 | newsdesk@cbs58.com

Fuga en Nueva York: sin éxito la búsqueda de los asesinos fugitivos

¿Han perdido las autoridades la pista de los dos asesinos convictos que se escaparon de una prisión de Nueva York?

Un funcionario del estado de Nueva York con conocimiento de la investigación le dijo a CNN el lunes que la búsqueda se ha enfriado desde la semana pasada, cuando los investigadores encontraron lo que creen, fueron varias huellas humanas y cuando un sabueso posiblemente detectó un olor.

Hubo indicios prometedores la semana pasada, dijo el funcionario, pero desde entonces, las autoridades no han encontrado mucho que los conduzca a los fugitivos.

A 10 días de haber iniciado la búsqueda, las autoridades no parecen estar más cerca de encontrar a Richard Matt y a David Sweat. A pesar del esfuerzo de 800 miembros de las fuerzas de seguridad que han abierto baúles, revisado autos y realizado búsquedas en áreas con densos bosques, el gobernador de Nueva York reconoció durante el fin de semana que la pareja podría estar casi en cualquier lugar.

El alguacil del condado de Clinton, David Favro, dijo el lunes que ellos aún podían estar en los bosques cercanos a la prisión al norte de Nueva York... o podrían haberse ido desde hace mucho tiempo.

Y el fiscal cuya oficina presentó cargos en contra de Joyce Mitchell, quien trabajaba como sastre en la prisión, por supuestamente contribuir a la fuga, dijo que las autoridades no pueden decir con certeza si alguna otra persona estuvo involucrada o si Mitchell sabe más de lo que ha dicho hasta ahora.

Mientras tanto, los indicios se siguen acumulando, son más de 870 hasta ahora, según la policía de Nueva York.

Ellos suponen una mezcolanza de lugares lejanos: Vermont, México, incluso a pocas millas del Centro Correccional Clinton, la prisión de máxima seguridad en Dannemora, Nueva York, de la que Matt y Sweat escaparon el 6 de junio.

Los detalles acerca del paradero de los fugitivos pueden ser pocos, pero están surgiendo nuevos detalles sobre la relación de Mitchell con los prisioneros y el plan de huida que una fuente dice, podría haber tomado un giro mortal.

Fuente: los fugitivos conspiraron para matar al esposo

Matt y Sweat tenían un plan para matar al esposo de la sastre de la prisión, dijo una fuente con conocimiento detallado de la investigación. No está claro el porqué, cuándo pensaban hacerlo y cuánto sabía Mitchell en realidad sobre el plan.

Los investigadores están considerando si los dos reos amenazaron a Mitchell para obligarla a que los ayudara a huir, le dijo el funcionario estatal de Nueva York a CNN.

Los investigadores creen que Mitchell comenzó a arrepentirse de llevar a cabo el plan, pero posiblemente había acordado a ser la conductora en la huida debido a las amenazas dirigidas a ella y a su esposo, dijo el funcionario.

Mitchell tenía una relación sexual con Matt, dijo la fuente con conocimiento detallado de la investigación. Y también había sido investigada en el pasado por tener una relación inapropiada con Sweat. Esto obligó a los funcionarios penitenciarios a expulsarlo de la sastrería y mantenerlos separados, dijo el fiscal de distrito del condado de Clinton, Andrew Wylie.

Los prisioneros podrían haber estado manipulando a Mitchell desde 2013, cuando el trío se conoció, según el fiscal.

Mitchell compareció ante el tribunal el lunes en una audiencia preliminar programada, pero eso no proporcionó respuestas.

Iba vestida con un traje de prisión con franjas blancas y negras, llevaba sus manos esposadas en su cintura y no dijo nada durante la breve audiencia.

Su abogado renunció a su audiencia preliminar después de un retraso de más de dos horas que fue necesario luego de que su primer abogado, nombrado por el tribunal, tuviera que retirarse debido a un posible conflicto de intereses.

Mitchell ha estado en la cárcel desde la semana pasada, acusada de ayudar a la pareja a escapar de sus celdas, y permanecerá allí a menos que deposite una fianza de 220.000 dólares o 110.000 dólares en efectivo.

Ella supuestamente suministró las herramientas

Mitchell les proporcionó a los reos varias herramientas, entre ellas hojas de serruchos, cinceles, una perforadora y un desatornillador, según documentos judiciales.

Pero esto no fue todo, dijo Wylie, el fiscal del distrito del condado de Clinton.

Tras su huida, los dos reos tenían planificado conducir siete horas bajo el amparo de la oscuridad hacia un lugar predeterminado, junto con Mitchell, dijo.

Mitchell dijo a los investigadores que se suponía que los recogería, pero se arrepintió, dijo Wylie. El plan consistía en huir con los hombres después de recogerlos cerca de una boca de alcantarilla desde donde habrían salido de una red de túneles, según Wylie.

\"Iban a reunirse cerca de la planta de energía, iban a conducir —no voy a decir que al anochecer, porque fue después de la medianoche y estaba oscuro— pero iban a conducir, posiblemente hasta una zona que estaba a unas siete horas de camino\", dijo Wylie.

Destino desconocido

Mitchell dijo a las autoridades que la pareja eligió un destino, pero no le dieron ningún detalle.

\"Esa fue la información que le dieron Matt y Sweat, que estaba a unas siete horas de distancia\", dijo Wylie.

No está claro si Mitchell ha compartido todo lo que sabe, dijo el fiscal.

\"Es evidente que ella está tratando de ser tan honesta como sea posible, pero en cualquiera de estas investigaciones, siempre encontramos que posiblemente, alguien tiende a retraerse por alguna y otra razón, y ese podría ser el caso aquí\", dijo.

Si Mitchell conoce más detalles sobre la ubicación de los fugitivos que aún no ha compartido, dijo Wylie, a las autoridades les encantaría saberlo.

Luego de cambiar de opinión, ella empezó a cooperar con la policía, dijeron las autoridades.

\"Ella efectivamente indicó que una de las razones por las que no se presentó era porque amaba a su esposo y no quería hacerle esto\", dijo Wylie.

Sin embargo, los presos podrían haber estado manipulando a Mitchell desde 2013, cuando el trío se conoció, dijo.

Mitchell le ha dicho a los investigadores que Matt la hacía sentir \"especial\", dijo una fuente con conocimiento de la investigación.

Los funcionarios del Departamento Estatal de Correcciones habían recibido una queja sobre la relación entre Joyce Mitchell y uno de los dos fugitivos. El departamento no encontró suficiente evidencia como para respaldar la queja, pero eso no significa que no haya existido una relación.

El gobernador dijo que el estado tendrá \"cero tolerancia\" hacia la participación de cualquier empleado de la prisión.

\"En la medida en la que cualquier empleado estatal haya participado en facilitar la fuga, ese es un crimen en sí mismo, y será procesado plenamente como un crimen en sí mismo\", dijo Cuomo.

Wylie también dijo que Matt y Sweat podrían haber tenido un plan alternativo que no involucraba a Mitchell.

\"Con el plan elaborado solo para salir del centro, es muy posible que efectivamente tuvieran un plan B\", dijo.

Se reanudan las clases

Más de 800 miembros de las fuerzas estatales, locales y federales de seguridad están buscando a los fugitivos, quienes dejaron una nota autoadhesiva con las palabras \"Que tengan un buen día\" antes de desaparecer.

Según Wylie, la pareja podría haber dejado otras notas autoadhesivas.

\"Según entiendo, había otras notas o indicios en el sistema de túneles\", dijo Wylie. Él no dijo qué contenían.

La cacería humana en busca de los convictos se ha ampliado a Plattsburgh, al norte de Nueva York, donde las autoridades han cerrado una parte de la autopista estatal 374.

Perros de rastreo detectaron su olor la semana pasada en una gasolinera en el pueblo, donde las autoridades creen que hurgaron la basura en un local de sándwiches. Sin embargo, no está claro cuándo estuvieron ahí.

El Distrito Escolar Central de Saranac canceló las clases la semana pasada mientras la búsqueda se intensificaba. Las clases se reanudaron el lunes, pero con una mayor presencia policial en los campus durante el horario de clases, dijo la policía estatal de Nueva York. Dijo que no habrá actividades al aire libre.

Sweat cumplía cadena perpetua sin derecho a libertad condicional por el asesinato de un empleado de la oficina del alguacil del condado de Broome en 2002. Sobre Matt pesaba una condena de 25 años por el secuestro y asesinato de un hombre en 1997.

Mitchell podría no enfrentar tanto tiempo, pero si es hallada culpable, podría pasar ocho años tras las rejas.

Ella se declaró inocente el viernes por la noche frente a una acusación de delito grave por promover contrabando en la prisión y una acusación delito menor de brindar ayuda a delincuentes.

Share this article: