Tip Line: 414-777-5808 | newsdesk@cbs58.com

Familia de Racine pide ayuda para encontrar a pareja que huyó con tres niños

RACINE- Continúa la búsqueda de una pareja de Racine que esta prófuga de la justicia.

Se trata de Amanda Ibarra Gasca y su novio Iván Ruiz, quienes huyeron con los tres hijos de Ibarra Gasca.

Según la hermana de Ibarra, el hijo menor de Ibarra de casi 2 años de edad se encontraba herido de quemaduras cuando se lo llevaron.

Es por eso que ella llamo a la policía de Racine pidiendo que encuentren a sus tres sobrinos para poder atender medicamente al pequeño.

“Es duro ahorita solamente le pido a dios todos los días hasta ahorita no sabemos nada”, dijo Melissa Padilla, hermana de Ibarra,

Padilla cuenta que el miércoles ella fue a visitar a su hermana y sus sobrinos, ahí se dio cuenta que el pequeño se había quemado.

“Ella [Ibarra] dice que paso cuando estaban trabajando, ella regreso y él [Ruiz] le dijo que se quemo con agua caliente yo no sé la verdad… [pero] porque se están escondiendo”, agregó Padilla.

Pero según Padilla esta no fue la primera vez que le sucede algo al pequeño cuando Ibarra lo dejaba en cuidados de Ruiz.

“Una vez lo vi como que alguien lo mordió yo le dije que está pasando y ella [Ibarra] no me dijo nada pero la niña de 10 años me dijo que fueron a compara zapatos para navidad…cuando dejaron al niño con Iván, cuando regresaron tenia la mordida y el [Ruiz] dijo que no sabía [que le había pasado]”, dijo Padilla.

Añadiendo, que su hermana también sufría de maltrato por Ruiz, y aunque su hermana no hablaba de los maltratos, Padilla dice que sus sobrinas le contaban que desde que Ruiz estaba con su mamá todo había cambiado.

“Yo no si es porque la tenia Iván amenazada a mi hermana por eso nunca dijo nada”, dijo Padilla.

Según el departamento de policía de Racine, la pareja huyo en una camioneta Ford Explorer ano 2004 de color dorada, con placas temporales de Illinois, agregando que pueden estar en cualquier parte del país.

Al parecer Ruiz, también estaba bajo vigilancia del Departamento de Servicios de Protección Infantil por maltrato de un menor, esto según Padilla.

Ahora la incertidumbre tiene a la familia de Ibarra destrozada debido a que no saben si volverán a ver a los pequeños de 10, 8 y dos años de edad.

“No sé si están vivos si están bien si están comiendo no sé nada”, dijo Padilla.

Share this article: