Tip Line: 414-777-5808 | newsdesk@cbs58.com

10 momentos destacados de la Convención Demócrata

(CNN) -- Hillary Clinton aceptó la nominación presidencial demócrata la noche del jueves, presentándose a sí misma como una unificadora que trabaja por el bien común y a Donald Trump como un divisor que aviva el miedo para obtener beneficios políticos.

Así se puso fin a una Convención Nacional Demócrata diseñada para contar una nueva historia sobre la mujer más famosa en la política estadounidense.

Clinton expuso una visión incluyente y optimista ( "juntos somos más fuertes") de Estados Unidos, contrapuesta a la de Trump, de un país desgarrado por el terrorismo, malas políticas comerciales malas y un sistema político corrupto que solo él puede arreglar.

Estos son los 10 aspectos más destacados de estos cuatro días en Filadelfia:

1. Haciendo historia

Clinton subió al escenario en un momento de gran emoción. Se detuvo, abrumada, para susurrarle al oído de su hija, Chelsea Clinton, después de que su cariñosa presentación.

Reconoció la realidad de su histórica nominación: por primera vez, un partido político importante de Estados Unidos ha nominado a una mujer para presidente. Clinton dijo que está "muy feliz por que este día ha llegado", diciendo que "cuando no hay techos, el cielo es el límite".

El histórico momento resonó con los delegados en la sala.

"Tengo una hija y dos nietas: para que sepan que ser presidente no es algo que sólo hacen los hombres Es el tipo de cosa que debería haber ocurrido antes", dijo Sally Howard, de 72 años, delegada de Carolina del Sur.

Conoce a la mujer de 103 años que quiere vivir para ver a una mujer presidenta de EE.UU. 

2. Conocer a Hillary Clinton (otra vez)

Los demócratas pasaron los últimos cuatro días tratando de demostrar que hay mucho más de Hillary Clinton de lo que sabes - la "caricatura" creada por los republicanos, como dijo Bill Clinton. La versión de Hillary Clinton presentada en Filadelfia es la de una mujer que ha pasado toda una vida trabajando para los niños, los pobres y las personas con discapacidad, y que se dedica sin descanso a la justicia social.

Parte central de esta tarea la hizo Bill Clinton, que ha iniciado su intervención el martes por la noche diciendo: "En la primavera de 1971, conocí a una chica".

Hillary Clinton también abrazó su experiencia en política, vendiéndola como lo que la califica para la presidencia - y lo que descalifica a Trump-.

No obstante, hubo una notable ausencia: ninguna mención a las polémicas que la han perseguido en su campaña, incluido el uso de un servidor de correo electrónico privado cuando se desempeñaba como secretaria de Estado.

3. El cuestionamiento sobre el temperamento de Trump

Clinton se presentó a sí misma como una líder firme para una nación ansiosa y en busca de tranquilidad. A continuación, atacó a Trump.

"Pregúntese: ¿De verdad piensa que Donald Trump tiene el temperamento para ser comandante en jefe? Donald Trump ni siquiera puede manejar una campaña presidencial", dijo.

"Un hombre al que puedes tentar con un tuit no es para confiarle armas nucleares", agregó.

En otro ataque a Trump, la candidata citó las palabras de Jackie Kennedy después de la crisis de los misiles en Cuba: "Ella dijo que lo que preocupaba al presidente Kennedy durante ese tiempo tan peligroso era que se podía iniciar una guerra, no por los grandes hombres con autocontrol y moderación, sino por los pequeños hombres movidos por el miedo y el orgullo".

No se equivoquen: este fue un ataque diseñado para que Trump cayera en el cebo con una respuesta. Clinton lee las encuestas que muestran las preocupaciones de los estadounidenses sobre el temperamento de Trump.

Trump tuiteó después del discurso de Clinton, e hizo hincapié en uno de sus puntos clave: que Clinton "no está en condiciones de liderar", debido a su fracaso para hablar sobre "Islam radical".

4. Una apelación a los independientes (y los republicanos)

El tema central del discurso de Clinton fue una invitación a los estadounidenses de todos los colores políticos y con todo tipo de intereses y valores a "unirse a nosotros".

"Cualquiera que sea el partido al que pertenece, o si no pertenece a ningún partido, si comparte estas creencias, esta es su campaña", dijo.

Enumeró una lista de prioridades de su campaña -incentivar la participación en los beneficios corporativos, aumentar el salario mínimo, castigar el comercio injusto, ampliar el acceso a la atención médica, garantizar la igualdad de retribución- cada vez que usaba el lema "únase a nosotros".

Clinton volvió a atacar a Trump, diciendo que ella propone soluciones a los problemas y él no.

"¿Han oído algo de esto a Donald Trump en su Convención?", preguntó Clinton. "Habló durante 70 minutos y algo- y fue extraño. Ofreció cero soluciones. Pero ya sabemos que no cree en estas cosas. No es de extrañar que no le gusta hablar de sus planes...".

5. Sacrificio y servicio

Khizr Khan, cuyo hijo musulmán fue un soldado estadounidense que murió en Iraq, sacó una copia de la Constitución de Estados Unidos y devolvió a Trump los ataques a los musulmanes.

"Usted no ha sacrificado nada ni a nadie", dijo Khan a Trump.

"Si fuera por Donald Trump, nunca habría estado en Estados Unidos", dijo Kahn de su hijo. "Donald Trump mancha constantemente el carácter de los musulmanes. No respeta a otras minorías, a las mujeres, a los jueces, incluso a a la dirección de su propio partido. Él promete construir muros y prohibirnos entrar a este país".

Era parte de un asalto a la capacidad de Trump para dirigir el ejército de Estados Unidos.

El general retirado John Allen, comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, fue contundente al afirmar que Clinton es una "líder justa y fuerte" y que será "exactamente el comandante en jefe que Estados Unidos necesita".

6. Chelsea sube al escenario

La ex y potencialmente futura primera hija ofreció a la nación una mirada íntima de su madre, mientras presentaba a la candidata demócrata el jueves por la noche.

Chelsea Clinton recordó viajes a museos de dinosaurios, conversaciones en la cena sobre el libro A Wrinkle In Time y como su madre le dejaba notas cuando estaba fuera de la ciudad cuando era niña - y dijo que la ex secretaria de Estado es aún más cariñosa ahora como con sus dos nietos.

Fue un poderoso contrapeso a su amiga Ivanka Trump, quien presentó a su padre, Donald Trump, en la Convención Nacional Republicana la semana pasada. Y combinado con el discurso de Bill Clinton del martes, muestra de nuevo que los mejores apoyos de ambos candidatos en la campaña de 2016 son sus familiares.

7. Los demócratas van a extrañar a Obama

Los demócratas han nominado a Barack Obama a la presidencia en dos ocasiones y, si no fuera por que la 22ª enmienda lo impide, lo seguirían haciendo.

Y la primera dama Michelle Obama quizá es aún más querida. Su discurso la noche del lunes fue crucial para establecer el tono de la unidad y urgencia de los demócratas.

La noche del miércoles, el presidente dio su cuarto discurso en una convención. Desde la primera, en 2004, Obama ha dado voz a los valores y las esperanzas del partido, movilizando a las bases y ganando dos períodos en la Casa Blanca.

Los demócratas aprecian la naturaleza histórica de su elección de 2008, un logro definitivo en la lucha por los derechos civiles del partido que se remonta a Martin Luther King Jr. y a los Kennedy.

La credibilidad de los Obama dentro de su partido ha mantenido su nivel de alta aprobación. Los Clinton tienen lazos más profundos, pero la visión de la pareja también es mucho más complicada.

8. La revolución de Bernie Sanders continúa

El "¡feel the Bern!" estuvo presente en la Convención Demócrata.

Y Bernie Sanders observó con una leve sonrisa mientras sus seguidores vitorearon.

Con lo que está llamando a la plataforma más progresista de la historia del partido, Sanders hizo todo lo que pudo para dirigir a sus leales hacia el campo de Clinton, incluso poniendo fin a la votación nominal pidiendo que Clinton fuera nombrada por aclamación.

Su legado: un partido demócrata que se mueve hacia la izquierda mucho más rápido, y en un número mucho más grande de lo que los líderes del partido se habrían imaginado. Clinton ahora se opone a la Asociación Trans-Pacífico y se comprometió a trabajar con el senador de Vermont en la reducción de las altas cuotas de la universidad.

9. Tiempos difíciles para el Comité Nacional Demócrata

Cuatro días más tarde, es fácil de olvidar: Debbie Wasserman Schultz, la presidenta del Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés) anunció su renuncia la noche antes de que comenzara la Convención.

Al igual que el plagio en el discurso de Melania Trump, la controversia se desvaneció de los titulares en el momento en el que el candidato tomó el escenario.

Pero el episodio dejó en claro que, para Clinton, una tarea política importante será reparar el DNC. El problema para el partido no ha terminado. WikiLeaks dijo que están llegando más correos electrónicos, lo que significa que más conversaciones embarazosas podrían ser publicadas.

10. Sigue siendo julio

Los candidatos a vicepresidente están elegidos. Las convenciones terminaron. Ahora quedan 101 días hasta la elección.

En ciclos anteriores, los Juegos Olímpicos pudieron empujar a la política a un segundo plano durante dos semanas, pero la de 2016 no es una elección ordinaria. Prepárense para tres meses consecutivos de campaña, promesas e insultos -muchos insultos- de Donald Trump y Hillary Clinton.

El siguiente gran momento en el calendario presidencial: 26 Septiembre, el primer debate entre Clinton y Trump.

Share this article: