Tip Line: 414-777-5808 | newsdesk@cbs58.com

Muere en un motín Byron Lima, el llamado "preso más poderoso" de Guatemala

(CNN Español) -- El ministro de Gobernación de Guatemala, Francisco Rivas, confirmó que Byron Lima Oliva, quien cumplía una pena de 20 años por el asesinato del obispo Juan Gerardi en 1998, fue uno de los 12 fallecidos en el penal Granja Pavón tras disturbios en el centro penitenciario.

La prensa en Guatemala llamaba a Lima "el preso más poderoso" del país. Lima fue condenado en 2001 a 30 años pero la sentencia luego fue reducida a 20 años.

"Se presume que el ataque se inicial ocurrió con una granada contra la seguridad del señor Byron Lima y posteriormente lo atacaron con dos impactos de bala", dijo Rivas.

Byron Lima, de 46 años, fue un capitán del Ejército y según su abogado había sufrido ocho atentados anteriormente.

El 3 de septiembre de 2014 se le imputaron nuevos cargos por supuestamente liderar una estructura ilícita dentro del penal en el que realizaba cobros ilegales a reclusos, según afirmó en esa ocasión el Ministerio Público y la Comisión contra la Impunidad en Guatemala, Cicig. Según su abogado, Lima no era partidario de la venta de drogas dentro del penal y por eso lo mataron.

El ministro Rivas dijo que 2.000 agentes de la Policía Nacional Civil entraron a la cárcel para "retomar el control" después de un motín que, según las autoridades, sería un enfrentamiento para controlar el lugar.

Rivas dijo que cuatro personas murieron decapitadas, una calcinada y tres murieron por impactos de arma de fuego. Una de las fallecidas es mujer.

"Las 25 personas que protagonizaron el motín serán trasladadas a otros Centros Carcelarios, entre ellos Marvin Montiel alias El Taquero", dijo Rivas.

El ministro desmintió que un periodista haya muerto en el incidente.

El motín comenzó en horas de la mañana en el penal, ubicado en Fraijae. El hacinamiento en los centros carcelarios, así como la falta de control en el ingreso de teléfonos y armas, han sido señaladas como algunas de las deficiencias del sistema penitenciario.

El obispo Juan Gerardi, defensor de los derechos humanos, fue asesinado a golpes el 26 de abril de 1998, dos días después de la publicación del informe “Guatemala: Nunca más”, sobre la memoria histórica y la violación de derechos humanos en Guatemala.

Con información de Pazty Vásquez

Share this article: