Tip Line: 414-777-5808 | newsdesk@cbs58.com

Primarias en Iowa: el momento de la verdad para Donald Trump

Es el momento de la verdad para Donald Trump.  

El magnate de los bienes raíces ha promocionado su récord en los negocios y su riqueza, ha desafiado la corrección política, ha estado al mando de las redes sociales, ha insultado a los mexicanos, musulmanes y a sus rivales, y se ha negado a disculparse. Y a lo largo del extenso preámbulo de la temporada electoral, Trump ha dominado la contienda republicana en cada giro.  

.Las asambleas partidistas de la noche del lunes en Iowa, le presentarán la primera prueba real de sus habilidades para transformar toda la atención que rodea su candidatura en un éxito electoral duradero.  

Las encuestas sugieren que Trump, quien nunca se ha postulado para ningún cargo político anteriormente, se encuentra al borde de una victoria potencialmente impresionante que sacudiría al 'establishment' republicano.  El impetuoso empresario fue inusualmente humilde en cuanto a sus perspectivas la mañana del lunes.  

LEE: Así funciona el complicado sistema electoral en Estados Unidos

'Nervioso'  

"Tienes que estar un poco nervioso", dijo Trump en "Good Morning America" de ABC. "Esta es en realidad mi primera noche de elecciones. He pasado por muchas noches de elecciones pero siempre fueron para alguien más".  

Él agregó: "Esta es un poco diferente para mí".  

Los demócratas también se están preparando para una noche de nervios.  

Minuto a minuto: Iowa marca el paso de la carrera presidencial en EE.UU.

La favorita, Hillary Clinton, sabrá si la dolorosa historia de cuando perdió en 2008 en Iowa se repetirá. La campaña insurgente del Senador por Vermont, Bernie Sanders, amenaza con emular la candidatura de Barack Obama, quien la venció en una vergonzosa derrota en las asambleas partidistas que tumbaron la contienda presidencial hace ocho años.  

Clinton expresó su confianza la mañana del lunes y reiteró su argumento de que Sanders no será capaz de cumplir con algunas de sus ambiciones propuestas de políticas.  

"Yo soy una progresista que quiere avanzar y en realidad generar resultados auténticos en la vida de las personas.  Eso es lo que estoy ofreciendo", dijo ella en "New Day"   de CNN". "No hago promesas exageradas".  

Se espera que varios cientos de miles de habitantes de Iowa en 1.861 distritos electorales se aventuren, con pronósticos de nevadas dispersas, a ejercer su preciado derecho a emitir los primeros votos en la contienda, a fin de determinar quién será el cuadragésimo quinto presidente de Estados Unidos. Las asambleas partidistas de Iowa tienen un enorme poder simbólico, y si bien no siempre predicen quién será juramentado como el próximo presidente, sí pueden ofrecer un impulso decisivo a los candidatos a quienes les va bien. También auguran la perdición para los que apenas se registran y luego les va mal en las primarias de Nuevo Hampshire.  

Repentinamente combativo  

En la víspera de las asambleas partidistas, la contienda para ganar Iowa repentinamente se volvió más combativa a medida que los candidatos desesperados por una ventaja corrieron una última frenética jornada de campaña.  

Trump tachó a Ted Cruz, su principal rival, como "mentiroso" e hizo una obra para la base de poder evangélica del senador por Texas. Cruz cuestionó la autenticidad conservadora de Trump sobre el aborto y la libertad religiosa y apareció junto a Phil Robertson, de Duck Dynasty, quien tacha el matrimonio de personas del mismo sexo como "perverso" y "diabólico".  

Mientras tanto, Clinton se aferró a una ventaja dentro del margen de error por encima de Sanders, quien se quejó de que no podía seguir el ritmo de las distorsiones que el campo de ella hacía sobre el historial de él. Y un antiguo asesor del presidente Barack Obama acudió a Twitter para acusar al senador por Vermont de repudiar el historial de su antiguo jefe.  

En muchos sentidos, las asambleas partidistas de este año se reducen a una elección para los votantes de ambos partidos entre una conexión emocional visceral de los candidatos insurgentes como Trump y Sanders y la política del mecanismo organizacional de Cruz y Clinton.  

La encuesta final de Des Moines Register/Bloomberg Politics antes de la asamblea partidista, la cual fue publicada el sábado y que cuenta con un sólido historial de predecir los resultados, mostró dos contiendas tensas.  

Trump iba por delante de Cruz con 28% a 23%, con el senador por Florida, Marco Rubio, en tercer lugar con un 15%, en una contienda que podría basarse en la probabilidad de que la multimillonaria estrella de telerrealidad pueda atraer a su ejército de votantes anti 'establishment' a fin de empantanar a la coalición conservadora de Cruz.  

Mientras que Clinton nuevamente alcanzó el ritmo en la campaña en los últimos días, ella muestra una ventaja sobre Sanders 45% a 42%, y enfrenta una ecuación similar de asistentes: si Sanders puede convencer a una nueva generación de votantes para que se presenten, tiene una buena oportunidad de afectar a la favorita nacional.  

Una encuesta de la Universidad Quinnipiac publicada el lunes también mostró a Trump en la parte superior, en donde supera a Cruz 31% a 24%. No obstante, esta encuesta coloca a Sanders por delante de Clinton 49% a 46%.  

Clinton versus Sanders  

Clinton se posiciona a sí misma como la comandante en jefe más calificada y la mejor persona para salvar el legado de Obama. Pero Sanders ha prometido organizar una "revolución" que anulará una estructura política corrupta financiada por un sistema de financiamiento de campañas degradado que, según él, es suave en Wall Street y que favorece a los ricos.  

Una victoria de Clinton le daría margen para capear lo que podría ser una pérdida en Nuevo Hampshire la próxima semana y le permitirían girar hacia Carolina del Sur, en donde los votantes minoritarios podrían proporcionar un cortafuegos contra un aumento repentino de Sanders.  

Al impulsar su ventaja hacia casa el domingo, Trump atacó a Cruz, y se opuso a las afirmaciones del Senador por Texas en las que decía que Trump salvaría la ley de salud distintiva de Obama si llegara a la Casa Blanca.  

"Mira, Ted Cruz es un completo mentiroso,   yo estoy totalmente en contra del Obamacare. Lo he estado diciendo durante dos años en mis discursos, voy a derogar y sustituir el Obamacare", dijo Trump en el programa "This Week"   de ABC. "Yo ni siquiera sé de dónde saca esto".  

Trump, con la esperanza de influenciar a los votantes religiosos que desempeñan un papel clave en Iowa, fue a la iglesia con su esposa, Melania, el domingo. El multimillonario se balanceaba en el momento de los himnos en la Primera Iglesia Cristiana en Council Bluffs y tomó la comunión.  

Y al tratar de desvincular a cualquier evangélico vacilante de Cruz, él también se conectó con Jerry Falwell Jr., un héroe de la derecha cristiana, quien lo aprobó a pesar del profundo escepticismo entre algunos creyentes acerca de la profundidad de la fe de Trump.  

Cruz bajo presión  

Cruz se encuentra bajo una intensa presión para ofrecer una victoria el lunes por la noche ya que Iowa es un estado talvez más receptivo a su atractivo hacia los conservadores y evangélicos más ideológicos.   Una derrota podría poner en duda su atractivo más amplio en los estados delegados ricos del sur que espera podrían allanar su camino hacia la nominación.  

"Verdaderamente creo que las diferencias políticas son un juego limpio", le dijo Cruz a Jake Tapper de CNN en el programa "State of the Union", mientras le asestaba un golpe a Trump.  

"Él y yo tenemos puntos de vista sumamente distintos en cuestiones tales como la vida, el matrimonio y la libertad religiosa. Él y yo tenemos perspectivas e historiales sumamente diferentes en cuestiones como el cuidado de la salud, el Obamacare y la amnistía".  

Cruz también atrajo la crítica desde su otro flanco, ya que Rubio busca terminar al menos en un tercer lugar a fin de argumentar que él es una alternativa más fuerte frente a Cruz y Trump, que el exgobernador de Florida, Jeb Bush, el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, y el gobernador de Ohio, John Kasich.  

"Toda esta idea que Ted tiene respecto a que él es el único conservador, creo que cuando las personas conozcan más sobre su historial, ellas comprenderán que él realmente es muy calculador", le dijo Rubio a Tapper.  

La campaña de Clinton estaba silenciosamente optimista de que su esfuerzo por hacer que las personas salieran a votar les daría la victoria el lunes por la noche.  

"Hemos tenido un sorprendente esfuerzo base en la organización", le dijo Clinton a CNN el sábado. "Estoy muy orgullosa de todas las personas que lo han montado y –literalmente– de las decenas de miles de voluntarios que ellos han registrado".  

Pero Sanders también promociona su organización en Iowa y dijo en el programa "State of the Union" que él tendría 15.000 voluntarios que tocarían las puertas en Iowa y que harían llamadas telefónicas en su nombre.  

Debido a las intrincadas reglas de la asamblea partidista demócrata, los partidarios del remoto candidato, el exgobernador de Maryland, Martin O'Malley, podrían ser decisivos, ya que ellos podrían tener la opción de alinearse ya sea con Clinton o con Sanders en una segunda votación en muchos distritos electorales. Ese apoyo tardío podría darle, ya sea a Sanders o a Clinton, una victoria tan deseada en dirección hacia Nuevo Hampshire y más allá.  

Share this article: