Tip Line: 414-777-5808 | newsdesk@cbs58.com

Obama: "No Estamos tan Divididos como Parecemos Estar"

El presidente Barack Obama advirtió el martes que los incidentes de violencia y tensión racial de la semana pasada expusieron "las más profundas grietas de la democracia estadounidense", pero instó a los estadounidenses a no desesperar porque la nación superaría sus divisiones.

"No estamos tan divididos como parece", dijo Obama, durante el homenaje a los cinco agentes fallecidos durante una protesta la semana pasada en Dallas.

Obama estuvo acompañado por la primera dama Michelle en el evento, al que también asistieron el vicepresidente Joe Biden y el expresidente George W. Bush, además del alcalde de Dallas, Mike Rawlings, y el jefe de la policía de la ciudad, David Brown.

Todos se reunieron para homenajear a Brent Thompson, Lorne Ahrens, Patrick Zamarripa, Michael Krol y Michael Smith, quienes perdieron la vida por los disparos del francotirador Micah Johnson.

Obama describió la muerte de los agentes de policía en Dallas la semana pasada como "un acto no solo de la violencia demente sino de odio racial".

Johnson dijo estar enojado por los recientes casos de muertes de hombres negros por disparos de policías. Johnson falleció tras horas de enfrentamientos con la policía.

El mandatario alabó el trabajo de la policía de Dallas.

"Al igual que los agentes de policía en todo el país, estos hombres y sus familias comparten un compromiso con algo más grande que sí mismos".

"Cuando las balas empezaron a volar, los hombres y mujeres de la policía de Dallas no actuaron imprudentemente" dijo Obama, al elogiar a la policía por proteger y servir a la gente.

"Gracias por su liderazgo, nos sentimos orgullosísimos de ustedes".

Lee: Una de las víctimas de la emboscada de Dallas acababa de casarse

Obama también se refirió a las armas. "Inundamos las comunidades con tantas armas, que es más fácil para un joven tener una Glock que un libro", dijo.

El mandatario reconoció una sensación de miedo en la nación y dijo que las divisiones abiertas por una semana de violencia no eran nuevas.

"Frente a esta violencia nos preguntamos si las divisiones raciales en Estados Unidos nunca se podrán romper. Nos preguntamos si una comunidad afroamericana que se siente injustamente atacada por la policía y los departamentos de policía, que se sienten injustamente difamados por hacer su trabajo nunca podrán comprender la experiencia del otro", dijo Obama. "Debemos rechazar tal desesperación. Yo sé lo lejos que hemos llegado. Sé que lo haremos, porque lo he experimentado en mi propia vida, lo he visto en este país y en su gente".

"Creo que nuestro dolor nos puede hacer un país mejor. Creo que nuestra justa ira puede transformarse en más justicia y más paz. El llanto puede durar toda la noche, pero estoy convencido de que alegría llega por la mañana", agregó.

Share this article: