Tip Line: 414-777-5808 | newsdesk@cbs58.com

Los latinos jugarán un papel cada vez mayor en el futuro de Estados Unidos

En un país con 53 millones de latinos, o el 17% de la población, una cifra que va en aumento, solo 34 de los 435 escaños en el Congreso y cuatro de los 100 escaños en el Senado están ocupados por latinos. En las juntas directivas corporativas, el 4% de todos los puestos están ocupados por latinos, y menos del 3% de los puestos de ejecutivos de alto nivel en las compañías de la lista Fortune 500 están representados por individuos hispanos. En mi estado natal de California, en Silicon Valley, la meca de la innovación y la prosperidad, las principales compañías tecnológicas informan que solo el 3,8% de su fuerza laboral son hispanos.

Como ejecutiva en la industria de medios y como directora en las juntas de grandes corporaciones y fundaciones, yo también me he visto en la posición de ser la única latina en la habitación. Tenemos que trabajar más y crear un mayor acceso para que haya diversas voces y perspectivas en esas habitaciones y a lo largo de esas instituciones.

Para que nuestra democracia y economía prosperen necesitamos tener mucha más representación en todos los aspectos y en todos los niveles de la vida civil. Ha habido progreso gracias a los esfuerzos de muchas organizaciones y a líderes inspiradores, pero ahora llegó el momento de asegurar nuestro lugar en la mesa. Solo entonces se escucharán nuestras voces y solo entonces participaremos plenamente en la sociedad estadounidense.

Estados Unidos se encuentra en el umbral de una oportunidad demográfica única. El crecimiento explosivo de la población latina significa que los latinos conformarán el 26% de la población estadounidense para 2050. Debido a que la población hispana de hoy en día tiende a ser más joven que los grupos comparables, los latinos literalmente representan el futuro de Estados Unidos.

Ahora que una población de raza blanca y de edad avanzada está llegando a la edad de la jubilación, los jóvenes latinos son muchos de nuestros futuros doctores, abogados y maestros. El futuro bienestar económico y la competividad de Estados Unidos dependen cada vez más del éxito de la población latina.

Los latinos quieren lo que todos los estadounidenses quieren: educación de calidad, oportunidades económicas, viviendas asequibles, comunidades fuertes y seguras, un buen gobierno y acceso al cuidado de la salud. Desafortunadamente, nos hemos quedado atrás con respecto a otros grupos en muchas de estas áreas. Si realmente queremos llenar esas brechas y traducir el aumento de la población en una creciente influencia sobre las instituciones de Estados Unidos, debemos trabajar juntos en todas las comunidades, con expertos y a través de líderes, para hacernos parte del tejido de la sociedad estadounidense.

Hemos visto evidencia de esto en lugares inesperados como el noroeste de Arkansas, donde el crecimiento de la población de inmigrantes latinos llevó a los líderes empresariales y civiles a explorar de qué manera podían aprovechar el talento de esta comunidad diversa y fortalecer sus comunidades locales.

Para desarrollar una solución innovadora que tomara en cuenta las necesidades únicas de los inmigrantes, los líderes de Arkansas recurrieron al Centro Cisneros en San Antonio, el cual trabaja para acelerar la integración de los nuevos estadounidenses las comunidades locales. Juntos, en asociación con la \"Iniciativa del sueño americano\" del centro, los líderes civiles desarrollaron educación financiera, apoyo en la planificación para las pequeñas empresas y servicios de micropréstamos para la región a fin de apoyar a los emprendedores y familias de inmigrantes.

En Nashville, bajo el liderazgo del alcalde Karl Dean, la Oficina de Nuevos Estadounidenses, la cual fue creada recientemente, ha dirigido los esfuerzos por crear un sistema de servicio de entrega que ayuda a los recién llegados a integrarse a la vida civil en Nashville. Según datos de la ciudad, de 1994 a 2004, la población extranjera en Nashville aumentó de 2% a casi 12% e impulsó más de la mitad del crecimiento de la población de la ciudad en los últimos 10 años. En el año que ha pasado desde que se anunció en 2014, la Oficina de Nuevos Estadounidenses de Dean ha hecho de su ciudad un modelo de progreso económico y participación en la comunidad para los inmigrantes hispanos.

Una de las maneras más fuertes en la que los latinos afectarán la sociedad estadounidense es a través de los logros universitarios, particularmente en los campos de la ciencia, la tecnología, las matemáticas y la ingeniería, o STEM. En El Paso, Texas, Diana Natalicio, presidenta de la Universidad de Texas-El Paso (UTEP) ha trabajado a fin de incrementar las oportunidades para los latinos en las disciplinas relacionadas con los campos STEM, por lo que la UTEP es la universidad de donde más mexicanos-estadounidenses se gradúan en dichos campos en la nación. La visión de Natalicio para los estudiantes de los campos STEM no solo se enfoca en que se gradúen, sino también en asegurarse de que puedan hacer una carrera en estos campos tan competitivos.

Los hispanos representan un segmento cada vez más vital de la economía estadounidense. También conformamos uno de los grupos de consumidores más prometedores de la nación. Si queremos hacer un impacto significativo, entonces debemos llegar más alto y más lejos para trabajar con todas y cada una de las personas que tienen un interés en el futuro de esta nación.

El éxito y el avance de los latinos ya no solo afecta a los latinos. Con el creciente tamaño y alcance de la población latina, el éxito de los latinos asegurará la competitividad y el éxito futuro de Estados Unidos como un todo.

Share this article: