Tip Line: 414-777-5808 | newsdesk@cbs58.com

5 años después, así vive la bebé rescatada de los escombros del terremoto en Haití

Durante los 10 días que siguieron al terremoto de Haití en 2010, dos colegas de CNN y yo vivimos en una tienda hospital dirigida por Project Medishare. Nuestros corazones se estrujaban cuando escuchábamos el llanto por las heridas, mientras veíamos a los cirujanos realizar amputaciones sin anestesia general, mientras la gente moría frente a nuestros ojos.

Pero, en medio de toda esa desesperación, un milagro llegó a Project Medishare. El fotógrafo de CNN Ferre Dollar captó estas imágenes segundos después de que ella llegara.

Una bebé de cuatro meses había pasado cuatro días sola entre los escombros, estaba inconsciente y extremadamente deshidratada. Nadie sabía si viviría o moriría.

El productor de salud de CNN, John Bonifield, y yo tuvimos el gusto de ver a esta niña maravillosa nuevamente la semana pasada. Su nombre es Jenny, tiene 5 años, y vive en Miami. Puede escribir su nombre, ama colorear y disfrazarse de princesa. Es adorable, graciosa y lista.

Aquí están todos los milagros que se requirieron para salvar su vida:

Que alguien casualmente se encontrara con Jenny en los escombros cuatro días después del terremoto.

Que, en un momento donde los carros escaseaban, quienes rescataron a Jenny pudieran tomar uno para llevarla al hospital.

Que el equipo médico y de enfermeras de Medishare, dirigido por la doctora Karen Schneider, especializada en medicina física de emergencias, lograra introducir líquidos en ella. Jenny estaba tan deshidratada que sus venas colapsaron y Schneider tuvo que poner una aguja en su espinilla hasta la médula para darle líquidos. No hubo necesidad de sedarla —Jenny estaba tan inconsciente que ni siquiera lloró—.

Que Project Medishare encontrara un vuelo en dirección a Miami inmediatamente, debido a que necesitaba una cirugía que la tienda hospital no podía realizar. Los trabajadores del hospital tomaron un camión de Naciones Unidas y le prometieron al conductor que nombrarían a la bebé en su honor si llegaban al tiempo al aeropuerto.

Que la bebé, entonces llamada Patricia por la conductora, sobreviviera el vuelo a Miami y la cirugía de emergencia.

Cuando la bebé llegó a Miami, se asumió que sus padres estaban muertos. Había sido encontrada en los escombros junto con el cuerpo de una mujer, que se pensó que era su madre.

Pero esa mujer resultó ser su niñera. Poco después de que la bebé llegara a Miami, una pareja llegó diciendo que eran sus padres. Muchas personas dudaron de lo que decían, pensando que solo querían ir a Miami, pero los exámenes de ADN mostraron que decían la verdad y que la bebé se llamaba Jenny.

Ahora Jenny, sus padres, Nadine Devilme y Junio Alexis, y su hermana de 17 meses, Naima, viven en un departamento al norte de Miami. Sus padres le explicaron a la niña que las cicatrices en su brazo izquierdo fueron producto del terremoto de Haití. Le han dicho a su hermana que es un milagro, que Jesús la salvó.

Jenny asiente y dice que lo entiende. Pero en realidad le da un poco de pena por toda la atención y solo quiere ponerse su vestido de Cenicientapara salir a andar en bicicleta y luego hacer dibujos de enormes flores rojas con la firma Jenny Alexis.

Share this article: